La Cascada del Río Bulak

Esta fuente o cascada, se inauguró en Kazán para el aniversario número 1000 de la ciudad, y desde ahí se puede ver de cerca el teatro G. Kamal, en el lago Inferior de Kaban. Precisamente, en el lago hay una gran fuente central, y a lo largo del río Bulak, en Plaza del Milenio y el propio Kremlin, se extendió una larga serie de corrientes.

Cerca de la orilla del lago hay bancas y en las noches de verano van un gran número de personas para disfrutar de la colorida iluminación de todo el escenario y espectáculos musicales. En total hay 22 fuentes en la cascada.

A lo largo de los muelles que están justo en la calle izquierda conocida como Bulachnaya, se conecta el lago con el profundo río Kazanka. En consecuencia, toda la etapa se alimenta de forma natural. En primer lugar, en 2007, la ciudad puso en marcha las fuentes en frente del teatro, y en 2013 ya habían abierto una etapa completamente llena.

Se observa una fila de fuentes a lo largo del río y en sí es muy bonito. Pero como tal, el espectáculo de luz se lleva a cabo en la noche sólo en esa parte de la etapa, que se encuentra en el lago (desde la call. Tatarstán). La altura de un chorro de la fuente más grande del lago puede llegar hasta 30 m (según algunas estimaciones hasta 50 m también), y la música de baile se puede ver hasta aproximadamente las 22:00.

En Kazán, en general hay un montón de fuentes, posiblemente como 30, si se cuenta la “cámara” pequeña. El complejo se encuentra cerca del teatro, y probablemente sea el más popular, pero no es lo único que vale la pena admirar.

Por ejemplo, a los turistas les encanta fotografiar la “Sirenita”, que se encuentra en la calle Bauman, y como es de esperarse, esta fuente está decorada con una escultura de una niña con las manos levantadas. Además, en la ciudad se pueden encontrar cuatro fuentes antiguas, que ya tienen más de un siglo. Una en el parque Lenin, otra en frente, que está en el parque “Lago Negro”, así como también en el palacio presidencial de Kremlin y por último, otra en el edificio de la ópera.

“The Little Mermaid” no tiene en realidad nada que ver con Hans Christian Andersen ni con sirenas en absoluto. Este personaje tártaro de la mitología, es la “madre del agua”, pero de todas formas los turistas la relacionan más fácilmente como la sirenita.

Deje su comentario sin registrarse

Su dirección de correo no será publicada. Required fields are marked *